Depositphotos_13198735_xl-2015
ARM SUDAMERICANA

ARM SUDAMERICANA

Qué hacer si alguien me dice que ha sido víctima de abuso

¿Qué haría si un ser querido, un alumno, un colega de trabajo, u otro feligrés confía lo suficiente en usted como para decirle que ha sido abusado? Aunque no hay una única fórmula o respuesta estándar, algunos principios centrales pueden orientarle en muchas situaciones.

Cuando alguien le cuenta sobre esta situación dolorosa y personal, está acercándose a usted como un confidente de confianza. Ésta es una confianza que puede ser muy frágil, por lo que la gentileza, la empatía, y la transparencia son necesarias para ayudar efectivamente a la víctima de abuso. 

Escuche

Comience por escuchar la historia sin juzgar. A veces la narrativa que la víctima comparte con usted no es clara o no tiene sentido. Está bien hacer preguntas para aclarar, pero recuerde que su tarea no es determinar la verdad precisa sobre lo que ocurrió.

Al escuchar, tenga en mente que las víctimas de trauma pueden recordar eventos de una forma que parece no ser lógica. A veces, el miedo altera la capacidad del cerebro de almacenar información contextual o la secuencia de tiempo con respecto a un acto de abuso. Para muchos, la memoria de una víctima de trauma puede no ser muy clara. Esto puede llevar a que no se le crea o a ser juzgada con severidad, pero es importante no reaccionar de esa forma. Comprenda que las víctimas de abuso pueden recordar el trauma de forma diferente a como recuerdan eventos no traumáticos.

Las expresiones de estar preocupado por la seguridad y el apoyo son apropiadas, pero un interrogatorio no. Es importante evitar preguntas tales como: 

  • Pero ¿está seguro? 
  • ¿Qué ocurrió exactamente?
  • ¿Quién fue el agresor?
  • ¿Qué ropa estaba usando?
  • ¿Qué estaba haciendo ahí?

Escuche y muestre preocupación y compasión gentil. Sin embargo, es mejor abstenerse de decirle a la víctima qué hacer. En lugar de eso, haga preguntas acerca de sus necesidades y sobre cuál cree que es la mejor manera de continuar.

Apoyo

Si es apropiado, también puede proporcionar referencias a recursos comunitarios, como programas de prevención de abuso o ayuda en caso de abuso, refugios, o servicios legales. Esto puede incluir recursos para informar el abuso, encontrar ayuda psiquiátrica, o una línea de prevención del suicidio para que la víctima avance a la siguiente parte de su vida. Este es un tiempo de temores, y su apoyo es invaluable. 

Aunque escuchar es importante, también es esencial sentir la posibilidad de daño inminente que la víctima puede estar enfrentando. Con delicadeza, averigüe si la violencia o el abuso ha escalado recientemente o si el abusador ha hecho amenazas que pongan en riesgo a la víctima. Eso sin duda impactará los siguientes pasos que la víctima pueda dar y que afecte la ayuda que usted pueda ofrecer, ya sea de forma directa o indirecta.

En ningún momento usted debería confrontar al abusador. Esto podría tener como resultado exponer a la víctima a más riesgo, ya que el abusador podría ver como una amenaza el hecho de que la víctima le revelara a usted el abuso. Esto podría resultar en un nivel de abuso más grande o en que la víctima sufra más violencia. Además, podría ponerse en peligro usted mismo.

En la mayoría de los casos, es sabio ser transparente y decirle a la víctima que, aunque usted mantendrá la confidencia en la medida de lo posible, la ley puede imponer sobre usted la responsabilidad de informar el abuso a las agencias gubernamentales. Esto generalmente es así si la víctima es menor de edad o miembro de algún grupo vulnerable como personas mayores o personas con alguna enfermedad o deficiencia mental.

Si la víctima es menor de edad

En el caso de un niño o adolescente menor de edad que revele el abuso, se aplica la misma técnica de escuchar sin juzgar. Además, deberá interactuar con preguntas apropiadas para la edad. El niño o adolescente probablemente tendrá miedo, por lo que usted tendrá que asegurarle que revelar el abuso era lo correcto. Tenga cuidado con su tono y sobre cualquier cometario sobre el abusador, que puede ser uno de los padres o algún familiar del niño. En estos casos, el niño puede tener sentimientos encontrados sobre su abusador. Usted deberá evaluar su seguridad y estar preparado para preguntarle al niño o adolescente sobre esto, así como otras necesidades inmediatas.

En caso de abuso a un menor de edad u otra persona vulnerable mayor de edad, posiblemente tenga la obligación legal de informar el abuso al Departamento de Servicios Sociales o Servicio de Protección al Menor en su estado o condado. Familiarícese con las agencias de informes locales y métodos de denuncia antes de ser confrontado con la necesidad de informarlo. Si se requiere un informe, debería decirle a la víctima que planea informarlo. Puede continuar apoyándola a través del proceso de notificación y otros procesos relacionados con la policía u otras agencias estatales. Si ha informado a las autoridades, según lo requiera la ley, también debería notificar a su asociación local. La Iglesia Adventista tiene muchos recursos sobre cómo tratar con el abuso, algunos de los cuales pueden encontrarse en https://bastadesilencio.org/.

A menos que trabaje de forma regular con la víctima de abuso, probablemente tendrá preguntas específicas adicionales sobre situaciones o incidentes. Es vital desarrollar una red de profesionales que trabajen con víctimas de abuso a quienes pueda llamar en una crisis. Estos profesionales pueden ayudar en cómo manejar correctamente una revelación de abuso y ayudar en brindar ayuda a la víctima mientras se evita que el problema sea peor.

Recuerde, Dios nos llama a ayudar a los desamparados. Con oración, comprométase a involucrarse, y cuando y si llega el momento, estar preparado. Dios bendecirá nuestros esfuerzos, pero se espera que estemos preparados.

Texto con adaptaciones. Fuente: https://adventistrisk.org/en-us/safety-resources/solutions-newsletter/2020/september/nadeng-what-to-do-if-someone-tells-me-they-have-su  

CompartilhE

Compartilhar no facebook
Compartilhar no twitter
Compartilhar no whatsapp