Little girl sitting behind the wheel of a car with a busy face, outdoors, family travel concept
ARM SUDAMERICANA

ARM SUDAMERICANA

Niños y automóviles, riesgos que pueden ser evitados

El cambio de rutina de llevar a un niño a la guardería o a la escuela, o el simple acto de dejar un auto abierto en casa, puede traer serios riesgos para los niños.

A diferencia de los adultos, los niños sudan más para mantener su temperatura corporal. La sudoración excesiva por estar en un lugar caluroso y cerrado, combinada con la falta de ingesta de líquidos y alimentos, puede convertirse rápidamente en una deshidratación e hipoglucemia, lo que ocasiona un colapso en el organismo. 

Preparamos algunos consejos para ayudar en la prevención de esta situación: 

  • Asegúrese de que todos los niños salgan del vehículo cuando llegue a destino.
    • Una buena idea es colocar algo que necesitará en su próxima parada, como bolso, almuerzo, mochila de gimnasio o maleta, en el suelo del asiento trasero, donde el niño estará sentado. Esta actitud puede prevenir el olvido accidental del niño en caso que este esté durmiendo.
  • No deje que el niño juegue dentro de vehículos estacionados en casa o en la calle, incluso si el vidrio está levemente abierto: 
    • Así como las sogas, los cinturones de seguridad también ofrecen riesgos para los niños;
    • Siempre trabe las puertas y el baúl del vehículo, especialmente en el garaje de casa;
    • Mantenga las llaves y los controles automáticos del automóvil fuera del alcance de los niños;
    • Nunca deje el automóvil solo con el motor encendido y las puertas destrabadas. Los niños curiosos pueden entrar en el vehículo y causar algún accidente;
    • Jamás permanezca ni viaje en el vehículo con el niño en el regazo, ya sea en el asiento trasero o delantero. En caso de que ocurra una colisión, el riesgo de lesiones es mayor.
  • Enséñele al niño:
    • A no jugar dentro de vehículos 
    • Que el baúl solo se usa para transportar carga y no es un lugar seguro para jugar.

También puede enseñar a los niños más grandes a deshabilitar las trabas de las puertas y las trabas de emergencia del baúl que existen en los modelos de automóviles más modernos.

Si ve a un niño solo dentro de un auto cerrado, llame inmediatamente a la policía.

CompartilhE

Compartilhar no facebook
Compartilhar no twitter
Compartilhar no whatsapp