Smiling african american father and european mother have fun with daughter
ARM SUDAMERICANA

ARM SUDAMERICANA

Indicaciones de seguridad en las vacaciones escolares

La mochila en la espalda, el embarque, los pasajes en la mano o… quedarse en casa, despertarse más tarde y no preocuparse por el horario. Para los estudiantes de todos los períodos escolares, las dos situaciones pueden caracterizar las tan esperadas vacaciones, un período de descanso necesario para recargar las energías y dedicarse a las actividades que no pudieron realizar a lo largo del semestre lectivo. 

Para las familias, las vacaciones escolares son sinónimo de hijos en casa por un tiempo mayor del habitual, más tranquilidad con los horarios y tareas, además de una oportunidad para pasar más tiempo con ellos. Pero este período de descanso y convivencia requiere algunos cuidados para evitar situaciones desagradables que pueden comprometer los preciosos días de vacaciones. 

Hoy podrá conocer algunas indicaciones sobre los cuidados necesarios para que las vacaciones escolares se disfruten con más calidad y seguridad. 

Cuidados al viajar

Al planear un viaje, el trayecto, hospedaje e itinerario turístico son los primeros puntos de la lista. Sin embargo, la seguridad debe ser el primer punto. Si su familia viajará en automóvil, haga una revisión completa de los cinturones de seguridad y asientos del vehículo. Es importante verificar si las sillitas infantiles son realmente las adecuadas para la edad de los niños que viajarán. No olvide tener siempre agua disponible y verificar si la ruta por donde transitarán tiene estaciones de servicio con baños disponibles. 

Si su familia planea hacer un viaje en avión o en ómnibus, los cuidados con los niños deben ser todavía mayores. Tenga a los niños siempre a la vista en lugares públicos y de mucha circulación de personas, como terminales, aeropuertos y empresa de alquiler de vehículos. Guarde los documentos de los pequeños en un lugar del equipaje que sea de fácil acceso. 

En lugares de hospedaje, nunca deje los niños totalmente solos o con personas que no forman parte de la convivencia familiar. Verifique si el lugar posee áreas de esparcimiento preparadas para el público infantil y si la seguridad es una preocupación del establecimiento.

Si el lugar cuenta con fuentes balnearias de fácil acceso, el cuidado con los niños debe redoblarse. Las piscinas, clubes, playas y otros lugares de actividades que involucran agua suelen ser algunos de los principales escenarios para accidentes en ese período. Los pequeños deben estar siempre acompañados de uno o más adultos cuando estén en esos lugares. 

En caso de viaje a casa de parientes o amigos, es esencial tener todavía más cuidado con los niños, pues se trata de un ambiente que no forma parte de su vida cotidiana. Es importante no dejarlos sin compañía, especialmente en lugares de residencia o de edificio que visiblemente no ofrecen una seguridad adecuada, y con adultos desconocidos. 

Cuidados dentro de casa

Para quien no planea viajar, pero sí disfrutar de las vacaciones en casa, verifique si los cuartos no poseen objetos de fácil alcance para los niños que puedan ocasionar accidentes. En los cuartos donde los niños pasan un tiempo relativo solos, como cuartos o baños, verifique si no existen objetos pequeños que pueden tragar (especialmente en residencias con niños pequeños).

Si la residencia donde vive la familia es un departamento, mantenga la puerta de entrada siempre trabada para que los niños no tengan acceso al elevador o a la escalera sin la compañía de un adulto. Rejas o redes de seguridad en las ventanas deben ser una preocupación constante, por lo tanto, verifique periódicamente si están seguras o si es necesario realizar algún mantenimiento. 

Estar con los niños dentro de casa genera momentos de alegría, pero también exige una precaución constante. Ese cuidado tiene que ser mayor cuando se trata de la cocina o del área de servicio. Mantenga siempre los productos de limpieza lejos del alcance de los niños. Mantenga las botellas siempre cerradas y tenga cuidado con los productos que podrían tragarse. 

En la cocina, la precaución se concentra en los objetos cortantes y en la preparación de los alimentos. Mantenga cuchillos, cubiertos, vasos de vidrio y punzones bien lejos del alcance de los pequeños. Tenga cuidado con las ollas cuando estén siendo usadas en la cocina. La cocina es estadísticamente uno de los lugares de mayor concentración de los accidentes domésticos. Nunca deje los niños solos en esta parte de la casa. 

En situaciones en que la familia esté en la calle o en un ambiente público, manténgase atento a los movimientos de los niños. Al elegir un restaurante o cualquier otro lugar de alimentación, vea si tiene un área infantil (espacio para niños, por ejemplo).

Recuerde siempre que Dios cuidará de sus hijos en todo momento, pero debemos obedecer las reglas de seguridad y seguir las recomendaciones para evitar accidentes y situaciones desagradables. Prepárese para el descanso con seguridad y cuidado y disfrute las vacaciones. 

CompartilhE

Rolar para cima