FOTO-NOTICIA-01
ARM SUDAMERICANA

ARM SUDAMERICANA

Hospitalidad vs. seguridad

¿Qué tienen en común la hospitalidad y la seguridad?

Cada semana, se eligen recepcionistas simpáticos para realizar un papel importante: proporcionar calor y hospitalidad a quien llega a la iglesia.

A los recepcionistas también le corresponde la tarea de guiar a las visitas hasta la Clase de Escuela Sabática correcta, para ofrecerles un lugar en la nave de la iglesia o en otros espacios comunes.
Esa acogida está dirigida a todas las visitas. Pero, individuos con malas intenciones pueden ver en las puertas abiertas de las iglesias un blanco fácil para sus propósitos, al mismo tiempo, los líderes pueden estar tentados a pensar que no les sucederá un incidente malo y dejan el asunto a un lado.

Promover una experiencia cada vez más hospitalaria es menester en una institución cuyo objetivo es construir relaciones interpersonales y así cumplir la misión de esparcir el mensaje de Dios.

Experiencias como robo y vandalismo, así como también noticias de incidentes violentos pueden motivar a las iglesias a rever o inclusive a adoptar planes de seguridad. Pero, ¿cómo alcanzar el ideal de hospitalidad sin perder de vista la conservación de la Iglesia y de sus miembros?

La solución es la cooperación

La idea de que la seguridad es solo algo que merece reflexión y no acción, o algo que basta delegarlo a un diácono principal, no es un modelo viable para nuestros momentos actuales o para el futuro, de acuerdo con el consultor de seguridad de la Iglesia, Lewis A. Eakins en su artículo “La buena seguridad de la iglesia significa buena hospitalidad”.

De manera cuidadosa, deben establecerse equipos de seguridad con miembros enfocados en la misión, con un fuerte fundamento espiritual. Ese equipo examinará riesgos y así construirá planes y pedirá colaboración para mitigarlos. Los que se entusiasman por su papel y se ven involucrados en conflictos, pueden no ajustarse a ese importante ministerio.

Incluir a miembros o líderes del Ministerio de Recepción en la planificación de la seguridad ofrece ventajas complementarias a la seguridad de la iglesia. Son ellos los que integran la línea de frente en contacto con los que ingresan a los templos. Si están debidamente preparados, sus ojos y oídos pueden detectar potenciales peligros y comunicarse rápidamente con el equipo responsable por la seguridad, o con las autoridades, en caso que sea necesario.

En “Adoración sin preocupación: seguridad y protección para lugares de adoración”, Tina Lewis Rowe, expolicía en los Estados Unidos, ofrece las siguientes sugerencias para evaluar una preocupación o posible amenaza:

  • De manera cortés, separe a la persona en cuestión de las otras.
  • Hable con un tono de voz normal y calmo, pero mantenga alguna distancia entre usted y la otra persona.
  • Haga señales a otro recepcionista/miembro del equipo si usted se siente cada vez más preocupado durante la conversación.
  • Si usted todavía está preocupado, aunque no tenga detalles, informe a un recepcionista en el templo sobre sus preocupaciones. Si usted es un recepcionista en el templo, alerte a otros recepcionistas para que ellos puedan compartir su preocupación y continuar observando la situación.
  • En caso de duda, o si la situación se agrava o no puede resolverse, llame a la policía o pida a otra persona que llame inmediatamente.
  • No intente detener a una persona que quiere salir del templo antes de la llegada de la policía.

La colaboración entre el equipo de planificación de seguridad y el equipo de hospitalidad proporcionará un abordaje más holístico para cuidar de los miembros y visitas que frecuentan nuestras instalaciones. Elevar la conversación por medio de la educación sobre las necesidades, realidades y respuestas apropiadas permitirá que sus voluntarios sean amables y acogedores, así como también eficaces en mantener la seguridad de sus ministerios.

“Yo os envío como a ovejas en medio de lobos. Sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas” (Mateo 10:16).

Texto adaptado de:

https://adventistrisk.org/en-us/safety-resources/solutions-newsletter/2022/march/nadeng-hospitality-vs-hostile-intent

CompartilhE

Rolar para cima