Depositphotos_243470160_xl-20152
ARM SUDAMERICANA

ARM SUDAMERICANA

Sepa cómo identificar las señales de depresión

Hay algunos que dicen que la depresión es el mal del siglo. Muchas personas que la tienen, ni siquiera saben que están sufriendo esa enfermedad silenciosa y difícil de comprender. 

Pero, así como con otras enfermedades, existen señales que pueden ayudar a identificar la depresión, aun en sus etapas iniciales. 

Para reconocerla, el primer paso es la información.

Para comenzar, es importante saber diferenciar la tristeza de la depresión. Saber identificar esa diferencia, puede ayudar a las personas a obtener el apoyo y el tratamiento que necesitan.

Todos los días ocurren situaciones adversas. La pérdida de un empleo o la pérdida de un ser querido, etc., esas y otras circunstancias pueden hacer que las personas se sientan tristes, enlutadas. Y así como la tristeza, la depresión también puede desencadenarse por esas situaciones. 

Pero la tristeza aparece en oleadas, muchas veces mezcladas con recuerdos positivos del ser querido, por ejemplo. La tristeza no dura mucho tiempo, y aunque se siente la tristeza, la autoestima se mantiene. 

Mientras que en la depresión existe desinterés, desesperanza y sentimientos de inutilidad y auto aversión.

Es importante recordar que la depresión también puede presentarse como resultado de una herencia genética, o sea, algunas personas tienen más predisposición genética a tener un estado de ánimo crónicamente depresivo.

Confirme abajo algunas señales de depresión:

  1. Humor triste, ansiedad o “vacío” persistente.
  2. Estado de ánimo irritado o desanimado la mayor parte del tiempo.
  3. Sentimientos de desesperanza, luto o pesimismo.
  4. Sentimientos de culpa, inutilidad y desamparo.
  5. Alteraciones del apetito.
  6. Movimientos lentos, o hasta muy rápidos. 
  7. Pérdida del interés o placer de la vida, hobbies y actividades que le gustaba realizar. 
  8. Disminución de la energía o fatiga.
  9. Dificultad para dormir, despertarse de mañana temprano o dormir demasiado.
  10. Pensamientos de muerte o suicidio, o intento de suicidio.

No todos los que están deprimidos presentan todas las señales. La combinación de ellas es diferente para cada persona. Es importante resaltar que esos síntomas se mantienen por un tiempo, no es una cuestión solo de algunos días.

En la depresión existen dos síntomas centrales que casi siempre se presentan: la abulia y la anhedonia.

La abulia es una falta de motivación para hacer las cosas. Las personas con depresión dejan de hacer actividades que antes les agradaban: salir con amigos, hacer deportes, leer libros, etc.  Comienzan a experimentar una ausencia de fuerza de voluntad. 

Y la anhedonia es la pérdida de la satisfacción e interés por actividades que antes eran placenteras. Las personas deprimidas pasan a sentirse obligadas al hacer las actividades que antes les gustaba. Así, sienten que necesitan esforzarse para realizarlas, pues no les producen más el sentimiento de alegría que sentían antes. 

Esos síntomas conducen a la inactividad.

Quién está con depresión no tiene fuerza de voluntad para realizar las actividades que le gustaban, y cuando las realiza, no siente la satisfacción que sentía antes. Esa situación genera un ciclo que disminuye la actuación de los reforzadores positivos

La dopamina y la serotonina son ejemplos de esos reforzadores, que son neurotransmisores producidos por el cerebro a partir de actividades placenteras, y son responsables por proporcionar un estado de ánimo estable. 

Como en el estado depresivo se pierde la voluntad y el placer por realizar actividades, hay una pérdida en la producción de esos reforzadores positivos, entonces la persona deprimida entra en un ciclo, y pasa a presentar un estado de ánimo cada vez más depresivo. 

La buena noticia es que existen posibilidades de romper ese ciclo.

Los familiares, amigos y profesionales de salud, como psiquiatras y psicólogos pueden formar una red de apoyo para ayudar a quien está con depresión.

Si usted siente algún síntoma o señal de las citadas, casi todos los días, por más de dos semanas, busque ayuda, usted puede estar con depresión. 

No luche solo. No es necesario.

No deje que pase un día más sin pedir ayuda.

CompartilhE

Compartilhar no facebook
Compartilhar no twitter
Compartilhar no whatsapp